“Cámara Argentina”: Ciclo de pasiones compartidas en la Usina del Arte

Música, Sociedad

Nuevo ciclo de música con tres propuestas artísticas diferentes pero con denominador común: todas pequeñas orquestas de cámara que, con sus propias composiciones y arreglos, enriquecen a la música tradicional argentina con sonoridades del lenguaje musical académico y contemporáneo.

Nuevo Ciclo de Música “Cámara Argentina”

 Argüello Magud Ensamble | Domingo 10/2

Sabalaje Ensamble | Domingo 17/2

Alejandro Manzoni Octeto | Domingo 24/2

Horario de las funciones: 19hs en la USINA DEL ARTE | Sala de Cámara; Agustín Caffarena 1| La Boca | C.A.B.A  Teléfono: 4909-2076. Entrada libre y gratuita. Las entradas se retiran por boletería del espacio hasta 2 horas antes de cada función. Capacidad Limitada.

La charla está llena de musicalidad, reflexión y matices. Y esos matices, climas y texturas variadas aflorarán a lo largo del ciclo que arrancará en febrero en la Usina del Arte y ya se pueden rastrear también en esta conversación. Sonidos en constante movimiento.

 

¿Qué los hizo agruparse para este ciclo?, ¿Cómo surge este ciclo?, ¿Qué nos pueden adelantar?

Camilo Reiners, integrante de Sabalaje Ensamble: Con Miguel Magud comparto proyectos musicales desde 2001. Ahí, bajo el nombre de Rastrillada hacíamos específicamente música académica contemporánea y nos diferenciábamos del resto de agrupaciones del momento por nuestra preferencia por compositores latinoamericanos con estética de algún rasgo folclórico o latinoamericano. Después de varios años de recorrer otros caminos nos reencontramos con Miguel y gratamente vimos que estábamos nuevamente en el mismo camino, pero ahora con ensambles folclóricos empleando recursos de música académica. Por suerte varias agrupaciones de la escena musical actual emprendieron la misma búsqueda con la necesidad de llevar el concepto de música argentina hacia un nuevo espacio de creación; el octeto de Ale Manzoni, que completa el ciclo es uno de ellos. “Camara Argentina” surge como respuesta a la necesidad de agruparnos para potenciarnos y proyectar nuestro trabajo con mayor fuerza.

 

Miguel Magud y Manuela Arguello, integrantes de Argüello Magud Ensamble: Si bien hay un sentir que nos acerca y es una alegría compartir este espacio con particularmente con Camilo Reiners, con quien llevamos muchos años de hacer música juntos y pensar y revisar miradas, composiciones y conciertos y también con Manzoni (con músicos que compartieron ambos proyectos) y su hermoso octeto, el agrupamiento en este ciclo toma su forma desde la programación de la Usina, en particular, de Adrián Iaies. La Usina del Arte abre este nuevo espacio pensando en grupos que entrelazan música de raíz y de cámara, reuniendo a tres propuestas actuales  conformadas por pequeñas orquestas de cámara que, con sus propias composiciones y arreglos, enriquecen a la música tradicional argentina con sonoridades del lenguaje musical académico, contemporáneo y jazz. Adelantamos material de un nuevo trabajo que recopila diez ritmos del litoral con abordaje sonoro desde Bs. As. y tendrá asimismo entrevistas con los músicos participantes y referentes de la región litoraleña.

 

¿Qué consideran esencial al integrar una agrupación y trabajar en equipo?

CR: Una orquesta de cámara es ante todo un grupo humano. Las claves para que el proyecto navegue y no naufrague están en que todos estemos motivados, comprometidos con la causa, yendo hacia alguna dirección específica y aprendiendo mucho en el camino.

 

MyM: El compromiso con la música y trabajo colectivo, con el sonido en sí mismo, poesía. El tratamiento musical es fundamental e incluso ideológico. Nos lleva a la búsqueda permanente de lugares de incomodidad, donde explorar territorios que nos resultan inciertos en cuanto a la versión del próximo tema por componer o arreglar, como reflejo de la incomodidad del mundo donde vivimos.

 

 

¿Qué escucharemos en La Usina del Arte?  

CR: Sabalaje Ensamble presentará su primer disco “Tras la huella”. Ocho músicas de mi autoría y tres versiones de clásicos del folclore argentino y latinoamericano.

 

MyM: Un ensamble de guitarra y voz, flauta, clarinete, violín, percusión y bajo donde desplegamos una paleta sonora que tiende un puente entre el folclore y música contemporánea. Además, tendremos la alegría de tener como invitados a María Cullen y Lucas Nikotian, flautas y piano compartiendo músicas de Brasil y Silvia Juan Bennazar como cantante invitada.

 

 

¿Cómo analizan la actualidad de los músicos en nuestro país y en especial la música que ustedes realizan?

CR: Es un hermoso momento musical, donde muchos músicos se sacaron de encima rígidas etiquetas estilísticas y en los últimos años hubo cruces muy interesantes y creativos, muchas músicas no catalogables y originales. Eso me pone muy contento y da muchas esperanzas. Por otro lado, el escollo principal en la actualidad musical argentina es la precarización laboral que hay en el rubro que obliga a los músicos a trabajar en condiciones bastante desfavorables y en definitiva resiente un poco la calidad del trabajo final, sobre todo en propuestas independientes y autosustentadas, que solo se hacen viables por el amor e invaluable entrega de cada uno de los músicos que hacen su aporte contra viento y marea.

 

MyM: Hay muchas experiencias que ya llevan más de 50 años (con Eduardo Lagos y sus reuniones, el Chango Farías Gómez, etc) delineando una impronta que surge de la profunda riqueza rítmica del folclore y del particular abordaje de la guitarra y piano principalmente. Su contacto con otras experiencias musicales del mundo y la historia, genera ese ámbito sonoro ampliado: un sonido que cuesta verlo desde adentro, porque somos parte de él, pero conforma en perspectiva un sonido que nos singulariza. En base a esta herencia, en los últimos 20 años, apareció mucho material de sistematización de nuestro folclore musical, donde se abrieron puertas de acceso al estudio, exploración y trabajo en el área. Este crecimiento es el semillero de muchas propuestas artísticas independientes y que suenan muy lindo que pueblan las agendas de todos los días y todo el país, de manera tal que es imposible ver todo, eso es hermoso. Por otro lado, nosotros músicos independientes, estamos en la dura tarea de la autoproducción y el delicado desafío de emprender un nuevo proyecto, lograr financiarlo y no caer en la creciente mercantilización de nuestra actividad para sobrevivir en el intento.

 

 

 

 

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply