Milagros Sánchez: Cuando “En el nombre del Amor” puede haber dolor

Sociedad

Milagros, es una emprendedora sin límites geográficos. Luego de la presentación de su primer libro “Emprenderse”, con éxito arrollador, la emprendedora y autora argentina editó su segundo libro, “En el nombre del Amor”.

Muchos escritores llevaron cuadernos de apuntes, con bocetos e ideas para su uso posterior. El caso de Milagros Sánchez resulta particular porque los “gérmenes de relatos”, constituyen uno de los ejes más importantes, si no el más interesante, de su nuevo libro, “En el nombre del amor”.

Sabido es que muchos textos literarios nacen de la lectura: el escritor o escritora cree detectar que tal o cual historia podría ser contada de otra manera, mediante un cambio de estilo, perspectiva, marco o trama. Y Milagros, en su libro nos muestra al amor y su dualidad en hombres y mujeres.

¿Cuál fue el gérmen inicial para “En el nombre del amor” pensarlo como un libro?

Fue un “Darme cuenta” de todas las cosas que a veces las mujeres permitimos o dejamos pasar “en el nombre del amor”, aquello que nos daña o limita pero no nos atrevemos ni siquiera a cuestionar por miedo o conceptos erróneos. Creencias falsas que concebimos como verdaderas. Pensando en situaciones propias o de otras mujeres es que ese darme cuenta se convirtió en palabra, reflexión para luego nacer como obra literaria.

 

¿El hombre no logra modificar su mentalidad, ponerse a la par de la evolución y logros de la mujer?

No podemos generalizar: hay muchos hombres que entienden la importancia de la igualdad y nos respetan como tal. Pero, tristemente, otros aun nos cosifican y quieren imponer un encuadre injusto y dañino. Modificar la mentalidad es responsabilidad de todos, así mismo evolucionar. Se plantea una fuerte des construcción personal y social y eso implica que todos estemos a la altura de este momento histórico. La nueva manera de crecer en este tiempo es forjando un pensamiento de igualdad, libertad y amor, por nosotros o los demás.

La mujer a lo largo de los años logró cosas maravillosas, tenemos grandes exponentes de ello, la diferencia en este tiempo es que hoy son y somos muchas más las que intentamos hacer, crecer y dejar legados con valores únicos, la mujer despertó a la oportunidad, deseo y cumplir sus sueños y por supuesto hay hoy un gran reconocimiento social de ello.

 

¿Qué mujeres te influyeron?

Todas aquellas que supieron levantarse a pesar de los golpes de la vida, las resilientes. Y detrás de cada historia, en mi familia o la vida misma, me decía: …”Si ella pudo, podré también”… Así. hay muchísimas mujeres que me dejaron un gran aprendizaje, hasta incluso sin saberlo. Admiro a las que conquistaron sus sueños a pesar de tener todo en contra.

 

¿Cuál es la importancia de reflejar lo que le pasa a las mujeres?

Fundamentalmente “salvar vidas” aunque suene tremendo, es real. Y esto es a todo nivel. Evitar hechos de violencia, femicidios, que vivan oprimidas, limitadas, con ausencias y maltratos. Ademas, también es importante reflejar qué les sucede a los hombres, porque hay muchos que sufren maltratos, violencia, injusticias. Desde allí radica la importancia de sabernos, conocernos, entendernos, tener vínculos sanos y por sobre todo poner en palabras todo aquello que nos pasa.

La importancia de reflejar internamente lo que nos pasa es porque visualizando tomamos mejores decisiones para nuestra vida y el reflejo externo, el contar mi experiencia, hablar de lo vivido es de ayuda a quienes justamente pasan por esos lugares difíciles y hasta a veces incomprensibles.

 

Hoy las redes sociales acercan a las lectoras a las autoras y con la narrativa y se da un intercambio circular y muy sensible. ¿Cómo son las repercusiones de En el nombre del amor?

Es mágico: aun no salió a la venta y ya hay innumerables mensajes de mujeres que alientan la temática y visualización de la problemática para abordar nuevas perspectivas y maneras. Es maravilloso.

El acercamiento mediante las redes sociales es asombroso para conocer cada vez más historias de mujeres que día a día hacen historia.

 

¿Influenciaron tu visión de género algunos hechos políticos?

Los hechos políticos no tienen género alguno. Hay hombres y mujeres que saben liderar, tienen valores que construyen un país y otros u otras, se empeñan en destruir. Mi visión tiene que ver con la igualdad, la capacidad de generar estructuras políticas que fomenten el crecimiento en toda área de nuestras vidas. Si hubo personas en los últimos años que hicieron cosas mal no fue por su género, sino por su cabeza, su falta de valores y compromiso con el país y sus habitantes. Deseo profundamente que quienes lideran cambien su manera de pensar, integren equipos mixtos, se respeten y a partir de allí construyan una nueva Argentina.

 

¿Dónde te ubicas dentro de la discusión sobre género y el feminismo?

A favor de la igualdad de género. Si el feminismo es hacer valer ese pedido, valido es. Pienso que machismo y feminismo son dos términos que deben fundamentarse en algo positivo, no de dominio sobre el género opuesto. Cuanto más hablemos de estos términos menos igualdad habrá. Hagamos consciencia sobre, primeramente, que somos seres humanos, libres, completos, con dones, con tanto para dar, que a necesidad destructiva de afectar a otro no tendrá lugar en nuestras vidas. Si nuestros sistemas judiciales, legislativos, ejecutivos, se basaran en términos de igualdad, significación de la persona “como tal” no tendríamos la necesidad de hablar de estas cuestiones. Pero pareciera que aun en este siglo todavía nosotras, en algunos casos, tenemos que exigir algo que nos corresponde, o pagar derecho de piso por “ser mujer”. Deseo profundamente que “En el nombre del amor” aporte un granito de arena a esta nueva manera de pensar la igualdad.

thumbnail

Escrito por Redaccion

Leave a Reply